Tel.: 962405272   Fax: 962410333

DAÑOS CAUSADOS POR ACTIVIDADES DE OCIO

Las actividades de ocio o de tiempo libre se han incrementado considerablemente en los últimos tiempos y sufrir un percance durante la realización de alguna de estas actividades es un riesgo probable que le puede suceder a cualquiera y que supone un cambio en nuestros propósitos iniciales.

En este tema impera el concepto “Asunción del riesgo”, esto es, cuando la participación en estas actividades es buscada por los intervinientes y se es perfectamente consciente de que cabe la posibilidad de sufrir cierto daño por realizar esa practica. Riesgo para la integridad física de quien realiza la actividad y riesgo para el que acude como espectador, o es el monitor o instructor de la misma.

Cuando estas actividades deben realizarse en unas instalaciones o con unos medios determinados, los titulares de las mismas, los organizadores, incluso la Federaciones, deben velar por el buen estado de las mismas, respondiendo por la falta de medidas de seguridad, por los actos realizados por sus empleados, por el deber de información sobre los riesgos asumibles.

Casuística:

Deportes: automovilismo, baloncesto, caza, ciclismo, equitación, esquí, fútbol, gimnasia, golf, quads, parapente, rafting, senderismo, tenis, ultraligeros, vela, etc,…

Festejos: carnaval, conciertos, espectáculos pirotécnicos y taurinos, ferias, fiestas locales, romerías, semana santa, etc.

Lugares de ocio: balneario, camping, centros comerciales, discotecas, hoteles, parque acuático, de atracciones, piscinas publicas y privadas, restaurantes, teatros, cines, etc..